Conferencia de los Seminarios 2012 del Departamento de Física de la Materia Condensada:"Nuevos retos de la biología sintética: La computación biológica". Viernes 20 de abril

Última modificación: 21/05/2015 - 12:32

Viernes, Abril 13, 2012

El viernes 20 de abril de 2012, a las 12:30 horas en Salón de Actos del Edificio de Geológicas de la Facultad de Ciencias, el profesor Javier Macia del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), impartirá la conferencia titulada "Nuevos retos de la biología sintética: La computación biológica"

Es la sexta conferencia de los Seminarios 2012 del Departamento de Física de la Materia Condensada.

RESUMEN: El impresionante avance de la biología sintética durante la última década ha sido consecuencia de aplicar una visión propia de la ingeniería en un contexto diferente como son los sistemas biológicos. Entender los circuitos genéticos como interruptores que activan o desactivan la expresión de un gen ha permitido el desarrollo de circuitos que parecen más propios de la electrónica que de la biología, como son circuitos biestables u osciladores. La creación de estos circuitos ha hecho crecer menormente las expectativas sobre el posible desarrollo, a corto o medio plazo, de dispositivos vivos capaces de tratar enfermedades o resolver problemas medioambientales. Así, por ejemplo,la creación de circuitos genéticos que permitan la regulación de los niveles de glicemia en sangre en personas diabéticas, la creación de células modificadas capaces de degradas residuos o de detectar y destruir células tumorales, son algunos de los objetivos de este nuevo reto de la biología sintética de que ha dado en llamarse computación biológica. Podemos entender la computación biológica como la capacidad de un sistema vivo para interpretar un conjunto de señales del entorno y responder de una forma no trivial modificando este entorno. Buena parte del diseño de estos circuitos se ha inspirado en la electrónica, pero utilizando genes o proteínas en lugar de transistores. Esto ha facilitado el rápido avance del campo de la computación biológica pero también ha supuesto el cuello de botella que limita el desarrollo de circuitos más complejos. Estas limitaciones se derivan de características propias de los sistema vivos que no están presentes en los dispositivos electrónicos. Ante esta situación se hace necesario definir nuevas reglas de diseño y construcción de los circuitos biológicos, diferentes de sus equivalentes en electrónica.

Cartel
Cartel